Inicio

ENTREGA 7º DAN, DIEGO FERNANDEZ PARDO
21/Jan/2009

Entrevista a Diego Fernández

El pasado 12 de Diciembre, en la sede del Comité Olímpico Español, el maestro Diego Fernández recibió durante una ceremonia el séptimo Dan de Judo, distinción que le fue concedida hace un año en un reconocimiento a su extensa y prolífica carrera como deportista y docente de este arte marcial. En la siguiente entrevista, nos acerca un poco más a su visión del Judo.

1.- ¿Cuántos años lleva dedicándose a la practica, por un lado, y a la docencia, por del Judo?

Comencé a practicar el Judo con 20 años en 1.969, con lo cual el próximo marzo hará 40 años, y a dar clases 4 años después, tras conseguir el cinturón negro, con lo que llevo unos 35 años dedicándome a enseñarlo.

2.- ¿Cuales son los aspectos a los que concede una mayor importancia a la hora de enseñar Judo?

Para mí, lo más importante en la enseñanza del Judo es la educación en valores, como el respeto, la sinceridad, la humildad, el coraje etc. Pues sin respeto no es posible enseñanza alguna. Sin olvidar los aspectos técnicos, tácticos y físicos, enseñar Judo supone principalmente trabajar sobre los aspectos de la mejora humana. Enseñar Judo es intentar hacer mejores personas, coas que no es fácilmente alcanzable, y que logren una madurez adulta y sean positivas también para la sociedad, pues el Judo es una escuela de vida y ser judoka significa tener una actitud.

Muchos profesores, no solo de aquí sino también de fuera, no conocen o no quieren conocer las dos máximas de Jigoro Kano. "JITA-KIOE" (ayuda y prosperidad mútua), y "SEYRIOKU ZENYO" (utilización optima de la energía) o las otras cuarenta mas. Lo mismo ocurre con el código moral del Judo, y el valor de los grados, el Espíritu del Judo, "SHIN GUI TAI" (espíritu, técnica, y cuerpo),
Jigoro Kano dice: no hay nada más grande en el mundo que la educación.

3.- ¿Con qué momento de todo este periodo dedicado a la docencia se quedaría, o es el que recuerda con mayor cariño?

Me es muy difícil elegir periodos o etapas, pues desde que comencé a comprender sus principios, valores y filosofía de vida estoy enamorado y cuanto más Judo hago, leo, veo o enseño descubro que como en otras cosas de la vida más ignoro y más me enamoro, por lo que me gustaría que todo el mundo lo practicara, pero el Judo de Jigoro Kano, el Judo técnica y educación, no el Judo de competición de hoy en día.

4.- ¿Qué le ha aportado a usted personalmente y cuál cree que es su principal beneficio para sus practicantes?

El Judo me ha hecho formarme más como persona con valores humanos, forjándome más en el ser y el saber, aparte de hacerme más sano y fuerte tanto a nivel físico como psíquico.

El Judo hace, al que lo practica con un profesor cualificado, que se haga más fuerte y flexible que con cualquier otro deporte, tanto a nivel físico como psíquico, al margen de su inmejorable utilidad como defensa personal y su estímulo lúdico como deporte olímpico de competición. La practica del Judo mejora la autoestima del practicante y le alivia de las tensiones de la vida, haciendo al Judoka una persona mas tolerante y pacífica. El entreno cotidiano hace además del practicante una persona curtida en superar el cansancio, el dolor, a través de la perseverancia y la austeridad, capaz de afrontar problemas y dificultades, sabedor de cómo superar victorias y derrotas, pues sabe que lo mas difícil de conseguir es vencerse a uno mismo.

En resumen, se tiende a conseguir una persona más humana, más sana, más fuerte, más feliz y más útil para si mismo y para la sociedad.

5.- ¿Que referentes ha tenido a lo largo de su carrera?

En primer lugar los que más te gravan son los primeros profesores, los señores Ovejero y Arévalo, con sus formas y enseñanzas, puesto que los principios o las bases son lo más importante sobre todo para los niños y también para los adultos, después han sido los libros, de Jigoro Kano y sus máximas, G Koizumi, J Jazarin, Mifune etc.

También los valores y actitudes mostradas por algunos profesores y competidores durante innumerables cursos campeonatos y seminarios, junto a la filosofía del Tao.

6.- ¿Qué significa para usted la concesión del 7º Dan?

Bueno, normalmente hoy hay examen hasta el 6º Dan y yo me examiné de 6º en el 97, los siguientes se conceden por recompensa tras haber transcurrido un tiempo que establece la federación, presentando tu currículum deportivo, de competición, arbitraje, enseñanza, si has escrito algo etc. Por lo que para mi el 7º Dan, es una recompensa y un acicate más para continuar mi estudio y practica del Judo además de animarme a seguir enseñando sus valores, que creo que hacen mucha falta hoy día.

7.- ¿Cómo ve el presente y el futuro del Judo en Cataluña?

El presente, tal y como está hoy, no es muy optimista, ya que su punta de iceberg es la competición y su parte más pública no es nada atractiva para la gente, ya que se prima la fuerza ante la técnica, que es la esencia del Judo. Para cambiar eso es necesario una reflexión, como ya están haciendo en Francia, y articular algunas medidas que deberían ir por el cambio de algunas reglas de arbitraje, que primen combates más vistosos y enseñen a la vez toda la riqueza de la técnica del Judo junto con otra actitud.

La mayoría de combates de Judo en la alta competición los ganan gente que, o no saben realmente lo que significa la palabra Judo, o aun sabiéndolo el reglamento de arbitraje internacional les permite este "no Judo o Judo fuerza", por que lo que cuenta es ganar, no importa si haciendo Judo o arrancando troncos.

El Judo se devalúa de su más importante valor que es la educación, por que hoy no se enseña el Judo de Jigoro Kano, pues muchos profesores solo se ocupan de entrenar para ganar combates sin importarles el cómo. El Judo, tal y como lo concibe y crea Jigoro Kano, tiene como espíritu enseñar y educar en valores y formar personas, aunque al principio se diera más a conocer por su valor como defensa personal.

Por lo que pienso que los profesores deben ocuparse de los no competidores igualmente, ejerciendo de profesores primero y educar y después ser amigos si procede. Porque la competición, local ni la internacional u olímpica, no son ni la A ni la Z del Judo, sino una parte más, aun siendo lo que más se ve no da la mejor imagen.

Además, tal como va la educación hoy día, no se sigue el "DO" (camino) adecuado para educar, ya que éste debe comenzar en casa a cargo de los padres y debe continuar con el resto de la sociedad, en los colegios, esplais, gimnasios, etc. Así que creo que los padres deben de dejar de hacer de amigos de sus hijos, no dejándolos huérfanos y ejerciendo de padres, pues los padres no consienten a sus hijos lo que les permitirían o incitarían sus amigos. Igualmente, los profesores de Judo deben ser primero profesores, educar, y después ser amigos.










Diego Fernández Pardo
 
Gimnasio Judo-Tao - C/Ave María nº 7-9 - 08950 Esplugues de Ll.     Tel: 93 372 16 02     e-mail: judotao@judotao.com     ©2007